Experiencias inolvidables

¡Corred insensatos! ¿Qué hacéis volando aquí?

Mina Unirea Slanic-Prahova, Rumanía

Para el título de hoy me he permitido un pequeño juego de palabras con la frase que dice Gandalf a sus compañeros de viaje momentos antes de caer al abismo arrastrado por el Balrog en el puente de Khazad-dum en Moria. ¿Y a santo de qué viene esto? La explicación corta es que yo he volado aviones en Moria. Sí, porque resulta que en el mundo hay un lugar que bien podría haber sido la inspiración de J. R. R. Tolkien cuando escribió el Señor de los anillos.

En 2002 la Real Federación Aeronáutica Española decidió que había que enviar un equipo de aeromodelistas al Campeonato Mundial de Aeromodelismo Indoor que se celebraría en octubre en la Mina Unirea, situada en Slanic-Prahova (Rumanía). Esta decisión se tomó tras ver los buenos resultados que habían obtenido un par de aeromodelistas en algunas competiciones internacionales. A mí me tocó el cargo de jefe de equipo y coordinador del viaje. Por suerte no corrí la misma suerte que Gandalf en Moria.

Aeromodelismo indoor. ¿Eso qué es?

Seguro que muchos al leer la palabra Aeromodelismo habréis imaginado, o recordado, aquella mala experiencia que tuvisteis con un avioncito que comprasteis un año por reyes en una juguetería y que no consiguió volar más que unos pocos minutos antes de acabar estrellado contra el suelo totalmente destrozado. Esa experiencia la ha vivido muchísima gente, pero el aeromodelismo es algo más, un hobby que entretiene a mucha gente durante buena parte de su vida. Incluso existe una federación internacional que se encarga de velar por la organización de eventos y de establecer diferentes categorías de aeromodelos.

En esta ocasión os voy a hablar del Aeromodelismo Indoor. Lógicamente la palabra indoor se refiere a que los vuelos se realizan dentro de un recinto cerrado. Dentro de ese recinto los modelos, que vuelan sin ningún control por parte del piloto, pueden hacer seis vuelos de la duración que sea, de esos seis vuelos se suman los dos mayores para determinar el ganador. La “pega” es que los aviones no van controlados de ninguna manera y utilizan como “motor” una pequeña tira de goma elástica que al desenrollarse mueve una hélice que propulsa al modelo en su vuelo.

Las medidas de estos modelos son 55 cm de envergadura (de punta a punta de las alas) el ancho máximo de las alas es de 22 cm (se denomina cuerda) y el peso mínimo del modelo son 1,2 gramos. La tira de goma puede pesar como máximo 0,6 gramos. Sí, no has leido mal ni me he confundido con los datos. Los aviones miden algo más de medio metro y pesan menos que una cuartilla de papel. ¿A que ahora parece más razonable lo de volar en un recinto cerrado?

Equipo español Indoor Slanic-Prahova 2002

Nos vamos al Mundial en Rumanía

Como ya he dicho más arriba la Federación Española decidió que había que enviar un equipo de aeromodelistas a participar en el Campeonato del Mundo de Aeromodelismo Indoor 2002 de Rumanía. Pero no os penséis que la federación pagaba todos los gastos, más bien la Federación ayudaba con las inscripciones y el resto corría por cuenta de los participantes. Claro que estábamos en una época de vacas gordas y nadie se planteó decir que no a la participación. Lo siguiente era recabar toda la información sobre el lugar de la competición.

Este de 2002 no era el primer Mundial que se organizaba en Rumanía, por lo que buscando en Google pudimos encontrar rápidamente comentarios sobre las condiciones y el lugar. Lo que pasa es que por alguna extraña razón las críticas no eran muy claras. Simplemente se comentaba que el sitio era “complicado” y poco más. El viaje lo hicimos volando desde Madrid a Bucarest, vía Munich. En Rumanía alquilamos una furgoneta y recorrimos los últimos 100 km que separaban Slanic de la capital del país. Tras perder parte del equipaje, discutir con un par de agentes de aduanas que pretendían llevarse una comisión de unos españolitos, y apreciar lo peligroso de algunas carreteras mal indicadas en el mapa que llevábamos conseguimos llegar al “hotel” donde nos alojaríamos durante la celebración del campeonato. Pongo la palabra hotel entre comillas porque realmente no era un hotel, sino más bien un establecimiento hospitalario re-acondicionado como hotel. El panorama no pintaba demasiado bien.

Unirea, la mina de sal de Slanic-Prahova

Mina Unirea Slanic-Prahova 2002La mina Uniera está situada en Slanic-Prahova, una pequeña ciudad enclavada en un valle de los Cárpatos a unos 100 km al norte de la capital Rumanía. La excavación de la misma fue iniciada en 1912, terminándose la primera planta de la misma en 1942, en medio de la Segunda Guerra Mundial.

De ella se saca sal mediante un sistema de excavación bastante rudimentario. Utilizando una especie de sierras mecánicas se cortaban cubos de sal de 2,5 metros de lado. Estos cubos se trituraban mediante picos y martillos para acarrearlos al exterior. En total, mientras la mina estuvo en funcionamiento se extrajeron 2,9 millones de metros cúbicos de sal.

Esta cantidad de metros cúbicos deja una sala de dimensiones enormes. La primera plante tiene una altura libre de 70 metros y una planta de 30 por 100 metros. Casi medio campo de fútbol pero excavado en la sal. Dentro de esta sala la temperatura es bastante constante, rondando los 11ºC y un 75% de humedad relativa. En esas condiciones íbamos a participar por primera vez en un recito tan grande con nuestros aeromodelos.

Como nota curiosa existe una segunda planta aún a más profundidad que la primera y de mayor tamaño que se acabó de excavar en 1970, en el apogeo de la guerra fría. Siendo esta segunda sala la que está abierta al público en general. Contando con diferentes dependencias y hasta con estatuas talladas en la sal para conmemorar algunos de los rumanos más famosos de la historia. La planta en la que se disputaba el campeonato habitualmente no acoge visitas porque una filtración de agua en los años 90 compromete la seguridad de una parte de la misma.

El Campeonato del Mundo de Aeromodelismo Indoor

VolandoComo ya he dicho, en el vuelo de ida nos extraviaron parte del equipaje, y con él buena parte del material que necesitábamos para volar nuestros modelos. En segundo lugar ninguno de los tres integrantes del equipo habíamos volado nunca en un reci F1D en Mina Unirea

La verdad es que nuestra participación en ese Campeonato del Mundo de Aeromodelismo Indoor fue bastante desastrosa y pagamos cara nuestra inexperiencia.

A pesar de todo Daniel Medina batió el récord de España de esa especialidad con un vuelo de 28 minutos y 12 segundos. Tiempo que no fue suficiente para batir los más de 35 minutos que estaba volando los modelos de Jim Richmond (USA), el que a la postre sería Campeón del Mundo de la especialidad ese año.

Pero lo más impresionante que todavía hoy 10 años más tarde tengo grabado a fuego en mi mente es la escena que pude ver cuando tras descender mediante un rudimentario ascensor hasta el nivel de la sala donde íbamos a volar se abrió ante mi uno de los recintos más grandes que ha construido el hombre bajo tierra. Si en aquel momento hubiese salido Gandalf de detrás de alguna esquina para preguntarnos que hacíamos allí no me habría extrañado lo más mínimo. El consejo de salir corriendo de allí lo habría seguido al pie de la letra sin dudar.

Nota: Las fotos no hacen justicia al lugar, pero mi cámara compacta en aquel momento no abarcaba más. Así que he “robado” algunas imágenes del Campeonato Mundial de 2004 (en el que no participó ningún español). Si algún día tenéis oportunidad de visitar la zona no dudéis en hacerlo, porque el sitio lo merece. Y según me han contado últimamente las condiciones para con los turistas han mejorado mucho desde 2002. Gracias a Dani Medina y Manuel A. Díaz por prestarme la foto en la que estamos los tres.

Fotos vía | RHC Forum; L.Font
Más información | Slainc-Prahova Salina
En 1001 Experiencias | California 1000 Air Race, la locura de las carreras de aviones
En 1001 Experiencias | Peter Jackson, cinco viajes inesperados antes de ‘El Hobbit