Experiencias inolvidables

La primera vez que hice un monólogo en público: nervios y diversión

Siempre me ha gustado mucho escribir. Cualquier cosa, desde algo de ficción a un post en ¡Vaya Tele!, siempre disfruto aporreando el teclado para lanzar al mundo lo que tengo en mi cabeza. Así que de vez en cuando me gusta probar cosas nuevas, y un día decidí probar a escribir un monólogo cómico. Jamás habría pensado lo difícil que puede ser.

Cuando me puse delante del folio en blanco supe que no era tarea sencilla contar lo que quería de una manera divertida, dinámica y sin aburrido relleno. Pero también me surgía otra duda: ¿realmente es gracioso esto que estoy escribiendo? Porque no es raro que pienses que ese chiste tan bien hilado será la risa y cuando lo cuentas suenen grillos bajo la platea. Tú puedes pensar que tu monólogo es lo más, pero sólo hay una forma de saber si lo es: defenderlo ante un público (a ser posible que no sea tu madre ni nadie que te idolatre). Ese era mi reto.

Fran

Álvaro Onieva es un joven granadino que vive en Madrid. Se licenció en Comunicación Audiovisual en Málaga y posteriormente realizó un máster en Creatividad y Guiones de Televisión. Es un amante declarado del medio televisivo y desde hace más de un año escribe en el blog ¡Vaya Tele!


Hay muchas salas pequeñas y bares que te dejan subirte a su escenario. Tú te sueltas en sus tablas y ellos entretienen (o no) a sus clientes. Y con suerte igual te dan una copa y todo. Minutos antes de comenzar te ataca esa sensación de tener la revolución rusa en el estómago. Quieres huír. Pero como somos valientes no lo haremos. ¿Lo somos, verdad? Recuerdo que la primera vez que subí al escenario sentía que me desmayaba. Un foco de luz directamente en la cara me dejó claro que ya no había escapatoria, y las caras expectantes del público que decían “diviérteme” me hicieron preguntarme: “¿seré lo suficientemente gracioso?”. Glup.

Comencé dubitativo mi pequeño relato notando cómo me temblaban las piernas e intentaba mover enérgicamente las manos para que nadie notase que mis nervios las habían convertido en maracas. Pero llegó la prueba de fuego. Lancé el primer chiste y el mal trago acabó. ¡Se rieron! Ni siquiera recuerdo ya cuál era aquel chiste, pero aún oigo sus risas.

Desde aquel momento me sentí pleno. Dominaba la situación. Era capaz de hacer reír a la gente y estaba dispuesto a ello. Ahora me movía con soltura por el escenario, era mío. Aún así los nervios siguieron hasta el final. Temía que llegase esa parte del texto que escribí a sabiendas de que no era lo suficientemente graciosa, o tenía tantas ganas de soltar mi chiste favorito que me aturullé momentos antes…

Aquella noche no fui, desde luego, el rey del club de la comedia, pero tampoco el monologuista pardillo con menos gracia de todo el local. Algo es algo. Y es que salga mejor o peor, subirse al escenario siempre es una descarga de adrenalina, y por eso es una experiencia excitante para vivir. Conseguir una carcajada sincera es el mayor de los premios, que compensa incluso a ese momento tierra-trágame en que haces un chiste que provoca silencio y ves pasar la mítica bola de paja del salvaje oeste. Aunque hay algo aún peor que el silencio. Esas risas compasivas que dicen “he detectado que eso intentaba ser un chiste y, aunque no tiene gracia, me rio para que no te sientas mal”. Se te clavan en la nuca como punzones. Esperemos que no despertéis demasiadas de esas, pero quedáis advertidos.

Finalmente, tras unos minutos que parecieron horas sobre el escenario, en los que pasaron miles de cosas por mi cabeza mientras mi boca iba soltando el texto, y en los que viví una auténtica montaña rusa de sensaciones, llegó el final. Y con él los aplausos. Y sentí que todo mereció la pena y que quería volverme a subir ahí. Pero no podía, después de aquel subidón casi no me respondía el cuerpo, estaba tan lacio como si hubiese hecho siete donaciones de sangre seguidas. Que alguien me traiga un zumo y un mañanito, por favor.

Cinco consejos para contar tu monólogo y salir airoso:

  • Ten claro lo que quieres contar y hazlo de forma directa.
  • No trates de imitar a nadie (Chiquito o los Chanantes son graciosos, pero no las burdas imitaciones). Sé tú mismo y busca tu código de humor.
  • No abuses del mismo tipo de chiste (comparaciones, alusiones a famosos, escatología…).
  • Invita a familiares y amigos a verte, serán más generosos a la hora de reirse.
  • Pero sobre todo, cuando salgas al escenario DISFRUTA.

En 1001 Experiencias | Grabar un disco en plena naturaleza: Paisajes Sonoros
En 1001 Experiencias | Cine de arte, ensayo y palomitas

Comentarios

  1. Comentario by Mario - diciembre 19, 2011 06:59 pm

    Un buen monólogo tiene que ser algo muy difícil de conseguir. No lo veo nada fácil. ¿Te inspiras en alguien para empezar?

    Responder  
    1. Comentario by caca - febrero 05, 2012 06:45 pm

      ser monólogo es como bailar, has de moverla bien i se pondrá dura

      Responder  
    2. Comentario by eva - abril 09, 2012 02:12 pm

      bueno me inspiro en el tema de monologo y luego pienso que ocurre o que hace el tema.Exagero un poco la cosa. Por ejemplo que en vez de atenderte aunque te estes muriendo te mandan esperar en caso de un centro medico, luego miro algo gracioso sobre el tema y lo incluyo.

      Responder  
    3. Comentario by Liorka - noviembre 08, 2012 10:10 pm

      Supuestamente si,siempre hay q tenr un referente

      Responder  
  2. Comentario by AlvaroOnieva - diciembre 20, 2011 03:28 am

    Puedes tomar inspiración en otros monólogos para desengrasarte ante el folio en blanco, para buscar truquillos, formas de entrada… pero lo mejor es inspirarse en uno mismo. La escritura del monólogo se basa en la reescritura. Escribir mucho, tal vez ocho folios con todas las ideas que quieres contar. Y luego leérselo e ir quitando lo que sobre (demasiado explicativo, poco gracioso…) y añadir cuantos más chistes puedas. Y así puliendo vas llegando a uno o dos folios más o menos válidos.

    Responder  
  3. Comentario by tavio salado - diciembre 22, 2011 08:07 am

    el hecho de recurrir a frases graciosas de otros humoristas para rellenar lo que uno escribe,¿puede crearte algun problema legal a la hora de interpretar tu monologo ó quizás también le quite merito?..me encantan los monologos y sobre todo contar chistes,pero soy nuevo en esto.me interesa cualquier consejo que me sirva para aprender.gracias

    Responder  
  4. Comentario by jaime - diciembre 24, 2011 01:29 pm

    busco un monologo para la navidad, se me han ocurrido algunas ideas pero no tengo mucho, es para mi familia y unos amigos que vienen. Ayudadme porfavor¡¡¡

    Responder  
  5. Comentario by Asistí al E3 de Los Ángeles. La mayor feria de videojuegos del mundo - enero 07, 2012 05:26 pm

    [...] 1001 Experiencias | La primera vez que hice un monólogo en público: nervios y diversión En 1001 Experiencias | BMX, peripecias y equilibrismos sobre dos [...]

    Responder  
  6. Comentario by unai ortega muñoz - enero 08, 2012 02:00 am

    hola mi nombre es unai, y quisiera poder hacer monologos, pero no se donde acudir y que hacer para llegar, me encanta el humor disfruto riendo y sobre todo cuando hago reir , es una sensacion de satisfaccion, si desde aqui alguien me pudiera orientar lo agradeceria muchisimo ,muchas gracias

    Responder  
  7. Comentario by Carmentxu - enero 14, 2012 06:41 pm

    Hola! Me encanta hacer reir a la gente y me gustaria dedicarme a este mundillo de la comedia ahora estoy empezando con los monologos contandolos por bares… sobretodo a amigos y familiares pero aun no escrito ninguno simplemente me aperendo la letra de alguno q me guste y lo inerpreto
    querria que alguen me diera un consejillo para empezar cualquier cosa es buena
    Muchisimas gracias, de verdad
    Necesito una respuesta pronto un saludo.

    Responder  
  8. Comentario by topmonologos - febrero 09, 2012 02:10 pm

    Si os gustan los monologos os animo a publicarlos en mi web http://www.topmonologos.com. Tambien encontrareis monologos amateurs y mucha gente a la que le gusta el tema.
    Un saludo!!

    Responder  
  9. Comentario by RIKIRICARDO - abril 10, 2012 12:01 pm

    me podreis imformar donde hay salas de actuacion gratuitas en coruña??
    me gustaria actuar en algun sitio pero lo desconozco..si alguien me puede ayudar se lo agradezco ..un saludo…

    Responder  
  10. Comentario by Jesús - junio 05, 2012 11:09 am

    Por favor que alguien me envie el monólogo de Pandiella que hace referncia a ” la famosa costiella”

    Responder  
  11. Comentario by claudia - julio 11, 2012 04:03 pm

    que es un monologo que alguien me ayude tengo que entregar un tp trabajo practico porfaaaa !!!!!!!!!!!!

    Responder  
  12. Comentario by Viaje a las Islas Cíes: la mejor playa del mundo está en España - agosto 24, 2012 10:05 am

    [...] 1001 Experiencias | La primera vez que hice un monólogo en público: nervios y diversión En 1001 Experiencias | Playa de las Catedrales, un monumento creado por la [...]

    Responder  
  13. Comentario by antonio - septiembre 04, 2012 08:04 pm

    megustaria ponerme en contazto con jente que actua con monologos para saver cuanto cobra por actuacion por que quiero saver para las fiestas de un pueblo

    Responder  
  14. Comentario by antonio - septiembre 04, 2012 08:05 pm

    podeis poneros en contacto en mi homeil antonillo_28@hotmail.com gracias

    Responder  
  15. Comentario by yulieth herrera - octubre 20, 2012 01:54 am

    ok el lunes tengo un monologo que presentar…. lo pondre en practica!!

    Responder  
  16. Comentario by annonimo - noviembre 10, 2012 05:16 pm

    NO ERES BUENO

    Responder  
  17. Comentario by jucla - septiembre 19, 2013 02:27 pm

    buenas.estoy intentando escribir un monologo .sabeis donde podria mandarlos gracias

    Responder