Experiencias inolvidables

Trekking por la selva en Tailandia: ¿eso que sube por mis piernas son sanguijuelas?

selva 1

Tailandia es probablemente uno de los países más completos a nivel turístico, no solo por su gran riqueza cultural y monumental, sino también por sus numerosas reservas naturales, sus playas y sus gentes, poseedoras de una identidad que ha sabido resistirse a la influencia occidental, en parte porque Tailandia es el único país del sureste asiático que no ha sido colonizado por Europa. Y entre estas gentes, el Pueblo Karen, una tribu con poco peso demográfico si tenemos en cuenta la población global tailandesa, pero con gran presencia en una de las zonas más abruptas y seductoras del país: el norte de Tailandia.

Es en verano de 2001, cuando me decido a realizar un viaje que incluye un trekking por la selva del norte de Tailandia y que culmina con un rafting en unas largas balsas de bambú de aspecto frágil e inestable.

Jorge Díaz, es creativo publicitario y compagina su profesión escribiendo en varios blogs de Weblogs SL, siendo coordinador y editor de Compradicción y editor de Hipersónica y eBayers. Sus dos grandes pasiones son la música y los viajes, ha recorrido los cinco continentes buscando gentes, costumbres y culturas más que bonitas fotos de postal. Puedes seguirlo en Twitter en @koalalala

Viajamos mi compañera y yo y nos unimos a un pequeño grupo muy heterogéneo en procedencia y con el que vamos a convivir durante varios días en mitad de la selva, compartiendo habitación y alimentos en casas autóctonas y bajo un clima cruel que nos va a obligar a improvisar en varias ocasiones.

tribu

Antes de comenzar el trekking, decidimos visitar algunos parques nacionales movidos por la idea de observar algunas especies de animales salvajes, pero también para probarnos un poco con estos paseos que van a ser la antesala de caminatas más largas. Y es en uno de estos paseos dónde vamos a experimentar algo que nos va a marcar no sólo para el resto del viaje, sino que va a cambiar alguno de nuestros hábitos de por vida, a pesar de la improbabilidad de que vuelva a sucedernos, al menos cerca de casa.

Solo son sanguijuelas, no pienses en Rambo

Estamos en una reserva natural observando las diferentes especies de pájaros. Ha estado lloviendo largo rato y caminamos sobre hierba mojada y barro. Es cuando para de llover cuando observo una especie de gusanitos negros en mis piernas. Son largos y delgados, intento sacudirlos pero están enganchados. Están también entre los calcetines. Miro a mis compañeros y están realizando el mismo gesto que yo, todos excepto una chica que al llevar pantalón largo parece no haber sido atacada, pero al girarse veo cómo su pantalón claro está manchado de sangre a la altura del culo.

Trekking 2

Entonces el guía, con aparente tranquilidad, saca un cigarro y tras deshacerlo, se frota las piernas directamente con el tabaco. Milagrosamente las sanguijuelas se despegan sin resistencia. Todos le imitamos, excepto la chica, que tiene que desprenderse de la ropa y ser revisada minuciosamente por mi compañera y otra chica, que le ayudan a deshacerse de ellas.

Consejo número 1: Ante la previsión de sanguijuelas, no tapar todo el cuerpo. Es preferible dejar zonas al descubierto para tenerlas localizadas y que no trepen y se oculten en zonas más íntimas. Al llegar al hotel, nos revisamos mutuamente y nos encontramos un par de ellas ocultas entre los calcetines y nos quedamos con la sensación de que alguna habría traspasado algún límite imperdonable.

Consejo número 2: no tirarlas por el retrete, escalan, os lo digo por experiencia.

Conviviendo con el pueblo Karen

Tras esta experiencia, iniciamos el trekking hacia las aldeas Karen. Unos pickup nos acercan a inicio de ruta y comenzamos a adentrarnos en la selva. Sigue lloviendo y el terreno es cada vez más resbaladizo. El rojo de la tierra contrasta con la niebla y la humedad y la lluvia nos cala hasta la ropa de repuesto.

Después de un rato caminando el alboroto de unos niños nos anticipa la llegada a uno de los poblados. Tras un caluroso recibimiento, nos instalan en las casas típicas Karen que se elevan sobre pilotes y nos invitan a asearnos y cambiarnos, tarea imposible pues toda la ropa está empapada. Así permanecemos todos los días de trekking empapados y conviviendo con diferentes familias en la parte superior de las casas donde comemos y dormimos, mientras nuestra ropa de recambio trata sin resultado de secarse en los fuegos bajo las casas.

poblado

El recorrido por la selva, además de caminando se realiza también en elefante o a través del río en balsas. Las condiciones meteorológicas tan adversas hacen que algunos elefantes tropiecen y avancen con dificultad. Un grupo que va por delante nuestro ha perdido todo su equipaje en el rafting y ante el riesgo por la crecida del río, los guías deciden suspender la bajada en balsa, acabando así con la única salida programada. Nos informan que debemos abandonar la zona cuanto antes porque hay riesgo de inundación y mientras unas pick up llevan de vuelta a una parte del grupo, otros aprovechamos y volvemos caminando entre arrozales y bosques una gran parte del trayecto.

balsas

A pesar de no haber parado de llover en varios días, de los resbalones, las improvisaciones y todos los contratiempos, me quedo con el recuerdo del calor de los Karen, sus sopas de fideos, los campos infinitos de arrozales, los sonidos misteriosos al anochecer y la sensación de que el tiempo se ha parado y solo la lluvia y el río parecen seguir su curso.

En 1001 Experiencias | Con los Diola en la Casamance, Senegal: un paraíso para perderse
En 1001 Experiencias | Navegando por los fiordos de la Patagonia en un buque de mercancías

Comentarios

  1. Comentario by Natxo Sobrado - marzo 15, 2012 10:47 am

    Qué grande, te imagino con las sanguijuelas y un estado de calma quitándotelas sin prisa xD ¿o no fue así? ¿Koala enfurecido?

    Responder  
  2. Comentario by Juan - marzo 18, 2012 07:43 pm

    He leido sanguijuelas y…. Oh. Dios. Mio.

    Responder  
  3. Comentario by Companeros de ruta CXXI - mayo 16, 2012 04:10 am

    [...] (Compradicción e Hipersónica, entre otras publicaciones). Allí, nuestro compañero practicó trekking por la selva del norte de Tailandia… y tuvo un encuentro cercano (muy cercano) con las [...]

    Responder  
  4. Comentario by San Juan de Gaztelugatxe - enero 05, 2013 03:55 pm

    [...] Vídeo | Youtube En 1001 Experiencias | La misteriosa ruta de los cementerios de Edimburgo de noche En 1001 Experiencias | Trekking por la selva en Tailandia: ¿eso que sube por mis piernas son sanguijuelas? [...]

    Responder