Experiencias míticas

Denzel Washington, volando alto

El domingo de la semana que viene, en el tránsito hacia la mañana del lunes, tendrá lugar la ceremonia número 86 de los Oscars de la Academia de Hollywood, y entre los nominados en la categoría a mejor actor en un papel principal tenemos a Denzel Washington. El actor, natural de Mount Vernon, New York, está nominado por su impecable labor en el regreso de Robert Zemeckis a las películas de imagen real, ‘El vuelo’ (‘Flight’, 2012).

‘El Vuelo’ es una estimable película que se ve lastrada en su tramo final, una concesión al espectador con mucha, mucha moralina, que narra la historia de un piloto que realiza un aterrizaje de emergencia con un avión lleno de pasajeros, salvando la vida a la mayoría de ellos, para más tarde ser puesto en tela de juicio debido a sus adiciones al alcohol y las drogas. Un papel a la medida del señor Washington, quien a estas alturas hace ya de sí mismo.

Nadie necesita que le digan quién es este actor, que como él mismo ha declarado recientemente, en los últimos años ha trabajado intensamente, llegando a participar en una media de dos películas por año —descansando alguno— y siempre en personajes protagonistas, y aunque los personajes que más le van son aquellos que tienen una evidente carga reivindicativa, Washington lo mismo te enseña su gran sonrisa en un drama, o su lado serio en thrillers de acción, casi todos al ritmo que para él creó un realizador de la talla de Tony Scott, con quien llegó a trabajar en cinco ocasiones.

Con ellos, y también con otros directores que en el cine de acción parecen imitar el estilo de Scott —competidor con Michael Bay de a ver quién metía más planos por segundo—, Washington divide sus trabajos entre el mero espectáculo destinado a entretener sin más, y films con mensaje, casi siempre un gran, gran mensaje.

La primera aparición de Washington en pantalla grande fue en ‘El justiciero de la ciudad’ (‘Death Wish’, Michael Winner, 1974); era en un pequeñísimo papel y ni siquiera estaba acreditado. Más tarde se hizo notar un poco en ‘Historia de un soldado’ (‘A Soldier´s Story’, Norman Jewison, 1984), y tres años después, de la mano de uno de esos dramas a los que nos tiene acostumbrados Richard Attenborough, esto es el drama más grande jamás contado, Washington recibe su primera nominación al Oscar, la del activista sudafricano anti apartheid Steve Biko, que murió en extrañas circunstancias. El personaje de ‘Grita libertad’ (‘Cry Freedom’, 1987) serviría como modelos a otros futuros que irían por el mismo estilo, marcando una tipologia concreta en la filmografía de Washington. La dorada estatuilla le llega con ‘Tiempos de gloria’ (‘Glory’, Edward Zwick, 1989).

El soldado Trip daría al actor el tipo de personaje que le sentaría como un guante, y que Spike Lee y su profundo corazón racista aprovecharía para películas como ‘Cuánto más mejor’ (‘Mo´ Metter Blues’, 1990), y sobre todo ‘Malcolm X’ (id, 1992) que le brinda a Washington uno de esos papeles caramelo, con nominación al Oscar incluida, contribuyendo un poco al encasillamiento.

Su fama sube como la espuma y empieza a a parecer en blockbusters como ‘Philadelphia’ (id, Jonathan Demme, 1993) o ‘Marea roja’ (‘Crimon Tide’, 1995), su primera colaboración con Tony Scott. También interviene en productos lamentables como ‘La mujer del predicador’ (‘The Preacher´s Wife’, Penny Marshall, 1996), remake de una maravillosa película de Henry Koster cuyo títuo me niego a poner al lado de semejante bodrio. De las pocas veces que el actor mete la pata.

En 1999 gracias a ‘Huracán Carter’ (‘The Hurricane’, Norman Jewison) le llega otro de esos papeles gloriosos con los que todo actor sueña, el del boxeador Ruby Carter, apodado The Hurricane —que sirvió también de título e inspiración para una de las mejores canciones de Bob Dylan, ergo de la historia—, papel para el que se prepara intensivamente sometiéndose a un duro entrenamiento para las escenas de boxeo. El Oscar parecía cantado, pero Kevin Spacey se alza vencedor aquella noche —por un papel mucho más rico en matices, todo hay que decirlo— y la cara que se le queda a Washington no es precisamente de buenos amigos. De ahí que el premio obtenido dos años más tarde por la intrascendente ‘Trainning Day’ (id, Antoine Fuqua, 2001) parece de consolación, siendo de lejos lo mejor de la película.

En la siguiente década crecen sus colaboraciones con Tony Scott en una serie de títulos más bien olvidables, a excepción quizá de la interesante ‘El fuego de la venganza’ (‘Man of Fire’, 2004). Vuelve a filmar con Spike Lee, esta vez un thriller sin más pretensiones, y se atreve con el remake de una película de John Frankeneheimer.

También protagoniza la última gran película de Ridley Scott, ‘American Gangster’ (id, 2007) y le sucede algo realmente curioso: siendo un actor tan conocido sus dos incursiones en la dirección no obtienen apenas eco, siendo muchas las personas que desconocen que Denzel Washington tiene ya dos películas como director; ‘Antwone Fisher’ (id, 2002) y ‘The Great Debaters’ (id, 2007) son sus títulos. Tras ‘El vuelo’ ya tiene otra película en fase de postproducción, ’2 Guns’, un thriller de acción al lado de Mark Wahlbergh que nos llegará en septiembre.

El actor, de 58 años, ha aparecido en todo tipo de productos y no hay duda de que le queda cuerda para rato. No creo que se lleve el Oscar por su papel —Daniel Day-Lewis está a punto de hacer historia en ese punto— y ni falta que le hace, su Whip Whitaker es una de las mejores interpretaciones de su carrera.

En 1001 Exepriencias | Laird Cregar, el gordo que murió queriendo ser delgado
En 1001 Experiencias | El Apocalipsis final en el cine

Comentarios

  1. Comentario by And the winner is... - febrero 18, 2013 11:58 am

    [...] 1001 Experiencias | Denzel Washington, volando alto En 1001 Experiencias | George Lucas y J.J. Abrams: el relevo de la [...]

    Responder  
  2. Comentario by Cocodrilo - febrero 18, 2013 12:15 pm

    ¡Qué gran actor! Me encantó en Philadelphia

    Responder  
  3. Comentario by Sexo, cine, censura y el primer beso - febrero 22, 2013 01:12 pm

    [...] 1001 Experiencias | Denzel Washington, volando alto En 1001 Experiencias | George Lucas y J.J. Abrams: el relevo de la [...]

    Responder  
  4. Comentario by Hay más cine ahí fuera (18-25 de febrero) | TodoMdP - febrero 26, 2013 01:35 am

    [...] 1001experiencias tenéis un completo repaso a la carrera de uno de los mejores actores del planeta, Denzel [...]

    Responder  
  5. Comentario by Eva Mendes, la bomba latina de Hollywood - septiembre 24, 2013 03:01 pm

    [...] a su carrera y luego llegó ‘Día de Entrenamiento‘ convirtiéndose en el alivio de Denzel Washington. La factoría de los coches tuneados de Fast and Furious la fichó como la chica sexy en la segunda [...]

    Responder